Las ventajas de utilizar una solución de marca blanca

The Benefit of White Label Partnerships

Ahora mismo nos encontramos a las puertas de una revolución digital, a la que sectores tan diversos como el comercio o los servicios financieros deben adaptarse o morir. Esto afecta tanto a las empresas que operan en el mercado B2B (business-to-business) como en el B2C (business-to-consumer). Aunque pueda parecer que ahora mismo la mejor solución es que se salve quien pueda, lo cierto es que muchas empresas se están empezando a dar cuenta de que, en realidad, lo mejor es unir fuerzas.

Cada vez más empresas están redoblando sus esfuerzos en innovación asociándose con otras compañías que les ofrecen unos conocimientos que, de otro modo, necesitarían adquirir de cero.

Y esta es precisamente la razón por la que el uso de soluciones de marca blanca está en auge, especialmente en el sector fintech, que es un área cada vez más compleja. En este artículo vamos a hablar sobre los aspectos básicos de las soluciones de marca blanca, cómo funcionan y qué ventajas aportan a las empresas.

 

¿Por qué utilizar una solución de marca blanca?

El actual panorama empresarial, como muchos otros, está cambiando rápidamente, a una velocidad sin precedentes.

Por eso, a muchas empresas les está costando seguir el ritmo de la demanda de los clientes. Deben ofrecerles un valor añadido para seguir siendo competitivas; es decir, ofrecerles formas más eficientes, fáciles de usar y rentables de gestionar sus operaciones digitales. También deben mantener activamente una estrategia de innovación, y demostrar que lo están haciendo.

Por eso, las soluciones de marca blanca pueden suponer un gran valor añadido para todo tipo de empresas. Sin embargo, las soluciones de marca blanca no son nada nuevo. Piensa, por ejemplo, en las cadenas de supermercados que llevan años vendiendo productos con su propia marca, aunque básicamente sean productos de grandes marcas comercializados con una etiqueta diferente.

De hecho, se pueden montar empresas que se dediquen exclusivamente a comercializar productos de marca blanca, como botellas de agua o aceites esenciales, entre otras muchas posibilidades. Existen empresas como Sourcify que ponen en contacto a propietarios de marcas con fabricantes.

 

Asociarse con un proveedor de SaaS de marca blanca

Todo lo que hemos comentado hasta ahora está muy bien cuando se trata de vender productos físicos, pero, en los últimos años, cada vez más proveedores de software venden su tecnología a otras empresas como soluciones de marca blanca.

El concepto de producto de marca blanca cambia cuando se aplica en un entorno tecnológico. Aunque los pasos que se siguen para poner el producto en el mercado son igual de simples (una empresa de software desarrolla una solución tecnológica y crece vendiendo el software como servicio a otras compañías que la comercializan con su marca), el tipo de relación que se establece entre ambas partes es diferente. El proveedor de la solución y el propietario de la marca deben colaborar más estrechamente que en el caso de los bienes de consumo.

Piensa, por ejemplo, en las empresas de tarjetas corporativas y los proveedores de servicios de contabilidad o nóminas, que también se dedican a los servicios financieros, pero en otro campo. Este tipo de compañías deben ampliar constantemente su base de clientes para poder seguir siendo rentables.

Sin embargo, también podrían valorar la posibilidad de ampliar el número de servicios que ofrecen e incorporar a su cartera una plataforma de gestión de gastos de marca blanca (como la nuestra). Así ya no dependerían de conseguir nuevos clientes para poder hacer crecer su empresa. Podrían vender también otros servicios que aportasen valor añadido a sus clientes, lo que les resultaría mucho más fácil.

Además, las soluciones de marca blanca también dan a empresas y emprendedores sin muchos conocimientos técnicos, pero con una gran visión de negocio, la posibilidad de ofrecer inmediatamente a sus clientes una solución plenamente operativa, 100 % personalizable y acompañada de la asistencia que necesiten.

Esto no solo les permitiría centrarse en su negocio principal y en hacerlo crecer, sino que también les ayudaría a conseguir la satisfacción y la confianza de sus clientes desde el principio. Y, gracias a que el proveedor de marca blanca ya se ha encargado de diseñar, probar y adaptar tanto la plataforma en sí como la experiencia de usuario que esta ofrece, tendrán la garantía de que la solución funciona.

Razones para elegir a un proveedor de SaaS de marca blanca

  • Te permitirá ofrecer un servicio de valor añadido para complementar tus soluciones.
  • Podrás ofrecer un nuevo servicio inmediatamente, sin dejar de lado tu negocio principal. Ya que no tendrás que invertir tiempo ni recursos en desarrollar una solución internamente.
  • Tendrás acceso a una plataforma totalmente operativa, 100 % personalizable y con la asistencia que necesites.
  • Tu marca o servicio seguirán siendo los protagonistas.
  • Disfrutarás de una experiencia de usuario optimizada.
  • Utilizarás una solución que sabes que funciona.
  • Conseguirás ingresos y oportunidades de crecimiento de forma inmediata.
  • Te permitirá centrarte en otras áreas de tu empresa.

 

Casos de éxito con soluciones de marca blanca

La gran pregunta es: ¿hasta qué punto funcionan bien este tipo de soluciones de SaaS de marca blanca? Son muchas las empresas que ya han visto la luz. De hecho, muchos de los nuevos Challenger Banks o neobancos que han surgido en los últimos años, como Revolut, N26, Chime o Monzo, usan soluciones de marca blanca (a las que también se suele conocer como «marca propia» o «marca de distribuidor»).

Uno de los casos de éxito más recientes es el de la colaboración entre el banco neerlandés ABN Amro y el proveedor de plataformas de open banking Tink, cuya plataforma de marca blanca es la base de la nueva aplicación bancaria de ABN Amro: Grip. Una de las principales funciones que ofrece Grip es que permite a los usuarios controlar y acceder a hasta cinco cuentas de diferentes bancos al mismo tiempo, lo que implica que incluso aquellas personas que no sean clientes de ABN Amro pueden usar su tecnología y sacarle mucho partido.

Hasta ahora, los resultados han sido buenos. El 75 % de los nuevos clientes de Grip afirman que recomendarían la aplicación a sus amigos y el 50 % aseguran que su percepción general sobre el banco ha mejorado después de usar la aplicación.

Sin embargo, no son solo los bancos los que se pueden beneficiar de los servicios fintech de marca blanca. Los proveedores de servicios de contabilidad y nóminas (por ejemplo, Grant Thornton, PwC o BDO) y los proveedores de software financiero (como Visma, Sage o Quickbooks) también podrían aprovechar la oportunidad para ampliar sus soluciones. Para ello necesitan encontrar a un partner en el que puedan confiar, que tenga los conocimientos necesarios y que cumpla con todas las normativas.

Cómo elegir el partner de marca blanca adecuado

¿Qué deben tener en cuenta las empresas financieras (o cualquier empresa, en realidad) a la hora de buscar un socio fintech de marca blanca? Antes de firmar ningún acuerdo, se deberían hacer ciertas preguntas (tanto a ellos mismos como a los potenciales partners).

Por ejemplo:

  • ¿El partner de marca blanca te ofrece la solución a un problema que tengas?
  • ¿Ofrece un valor tangible que complemente tu cartera de servicios actual y satisfaga las necesidades tanto de los clientes que ya tienes como de los que hagas en el futuro?
  • ¿El partner es experto y líder en su campo? ¿Con quién trabaja actualmente?
  • ¿Tiene estudios de caso o referencias?
  • ¿Cuenta con todas las licencias y certificados necesarios para operar en los países y en las regiones en las que se encuentran tu empresa y tus clientes?
  • ¿Cumple con el RGDP? ¿Qué nivel de seguridad de datos ofrece?
  • ¿Cumple con la PSD2? ¿Tiene las licencias necesarias?
  • ¿Qué medidas de prevención del blanqueo de capitales (PBC) y de conocimiento del cliente (KYC) aplica (en función del tipo de servicio que estés buscando)?

Cualquier proveedor fintech de marca blanca que se precie será plenamente consciente de estos temas y debería conocer bien la importancia que tienen y su aplicación. Al fin y al cabo, cuando se trata de servicios de tarjetas corporativas, contabilidad o finanzas, más vale prevenir que curar.

 

Las ventajas de elegir bien

En definitiva, siempre hay una solución tecnológica para cualquier empresa que quiera tener una ventaja competitiva, independientemente del sector o la industria a la que pertenezca: una solución diseñada para optimizar la experiencia de usuario y ofrecer más valor a aquellas empresas con ambición que estén centradas en su proceso de transformación digital.

Sin embargo, la gran variedad de proveedores de marca blanca que existen son especialistas en software y, por lo tanto, no siempre tienen los conocimientos necesarios para moverse por un sector tan complejo como el financiero, el contable o el bancario de la misma forma que podría hacerlo una empresa más consolidada.

Por eso, cuando las empresas empiezan a estudiar cómo ampliar los servicios que ofrecen, es vital que, además de buscar una solución de marca blanca, también se marquen como objetivo establecer una relación de confianza con partners que tengan conocimientos sobre la industria. Es cierto que deben buscar la satisfacción de sus clientes sin perder de vista su actividad principal, pero también es vital que se aseguren de que la empresa con la que se asocien ya haya implementado soluciones con buenos resultados.

Son muchas las ventajas de trabajar con un proveedor de marca blanca. Si en tu empresa queréis profundizar más sobre cómo es trabajar con una plataforma SaaS de marca blanca, o si os interesa saber más sobre cómo nuestra plataforma de gestión de gastos podría ayudaros a diferenciaros de la competencia, solo tenéis que poneros en contacto con nosotros.